Marcos Carambula

HOMENAJE A RATA FRANCO

Versión taquigráfica en la media hora previa en la sesión del dia 7/3/2017 en homenaje al compañero José Pedro Franco. Las palabras del Senador Marcos Carámbula.

SEÑOR CARÁMBULA.- Señor presidente: en la mañana de hoy queremos hacer un homenaje y, al mismo tiempo, expresar un compromiso.
El viernes pasado falleció, aquí, en Montevideo, José Pedro el Rata Franco, querido compañero y dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines. Como dije, queremos hacer un homenaje a su persona pero, al mismo tiempo, asumir un compromiso con su tema de vida.

 

El Rata José Pedro Franco fue un militante sindical de todas las horas, fundador de la central de trabajadores, la CNT, y constructor de su unidad. Fue preso y exiliado, resistió a la dictadura, y a la vuelta de la democracia fue constructor de las nuevas formas de organización del movimiento sindical y de su sindicato.
El Rata –como lo conocíamos– fue un trabajador humilde, serio, recio en la negociación, dialogante en la construcción de salidas, de proyectos, de planes. Estudioso e inteligente, era de esos compañeros con quienes daba gusto discutir frontalmente y aprender desde su tema, su sindicato, respecto a todo lo que hace a la clase trabajadora, al país y a sus perspectivas. En los últimos tiempos estaba orgulloso de que su sindicato –así como el Sunca, el Untmra y Sutel– incorporara a los jóvenes del INAU a los barcos, esos gurises que subían a los barcos, con las dificultades que ello representa, integrándose al mundo del trabajo.
Era comunista, integrante del comité central de su partido, gran lector de los clásicos y de los pensadores marxistas y contemporáneos. Fue un gran conocedor de estos temas, e inclusive llegó a discutir frontalmente con Arismendi; así lo recordamos.

También era austero. Hace pocos días, antes de su muerte, lo llevé hasta su casa, cerca de aquí; aun golpeado por la pérdida de su compañera, se preocupaba permanentemente por los temas de su industria.
Quiero mencionar el orgullo que sentimos –esto también es parte de mi homenaje– por los dirigentes y militantes de nuestra clase trabajadora, que son humildes y austeros, que tienen la humildad de los grandes; eso se nota en la honradez, en el compromiso, en la inteligencia, en el estudio y en el rigor de las negociaciones –bastante duras, por cierto– con las empresas de su sector, pero, al mismo tiempo, en que siempre están habilitando la salida para mejorar las condiciones laborales y el futuro de la industria.
Reiteramos una vez más, señor presidente, que este es un homenaje a José Pedro Franco y a su historia de vida pero, al mismo tiempo, pretende ser un compromiso, porque el Rata Franco estuvo hasta el final de sus días comprometido con el tema de la pesca, con ese gran desafío y con ese enorme compromiso que tenemos como país. Peleó por Fripur y por sus trabajadores.
Un titular de un diario de hace poco tiempo decía que la pesca es un sector que todavía da pelea para salir de la agonía; creo que esto define también a este hombre, a este compañero, a un gremio y a un colectivo que todavía da pelea para salir de la agonía.

Nos comprometemos a seguir peleado como el Rata, con su sindicato –el Suntma–, con los trabajadores y, como él planteaba, con los sectores que hacen a la pesca: la Universidad de la República, Uruguay XXI, los empresarios, los trabajadores y los investigadores. Con la Universidad de la República han generado un grupo de trabajo enfocado en la investigación, en cambiar el modelo depredador para apuntar a uno diversificado, que no sea solo tomador de precios con un gran componente de descarte, sino con caída de la captura y que avance hacia nuevos desafíos.
Estas palabras, entonces, quieren ser un homenaje y, al mismo tiempo, un compromiso con un tema de este país, que –como él bien decía en uno de los últimos reportajes– siempre ha jugado mirando de espaldas al mar. Miremos al mar, miremos a la pesca, y hagamos llegar al Rata Franco nuestro homenaje de siempre.

Muchas gracias.